ATENTO AVISO

>> jueves, 21 de abril de 2011

La revista Comunión puede ser vista en la página de la iglesia metodista San Pablo:
http://web.me.com/templosanpablo/Iglesia_Metodista_San_Pablo/revista_comunion.html

Gracias por habernos acompañado en este blog. Que Dios les bendiga.

Read more...

PORTADA ENERO FEBRERO 2011

>> domingo, 23 de enero de 2011


Read more...

NO SE ACEPTAN VISITAS

>> sábado, 22 de enero de 2011


Vayamos a la Escritura a un pasaje que se encuentra en el Evangelio de Lucas 9, de los versículos 51 al 56. Este pasaje nos habla acerca de que se acercaba la hora de que Jesús regresaría al cielo y El se dirigía a Jerusalén con voluntad de hierro. Envío mensajeros a reservar habitaciones en una aldea de samaritanos.
Se dice que los judíos llamaban "mestizos" a los samaritanos y que éstos no se trataban entre sí, como se afirma en Juan 4:9. Pero ya desde lo escrito por Esdras (4: 1-5) y por Nehemías (4: 1-2) nos podemos dar cuenta de que la enemistad entre judíos y samaritanos era ancestral, profundamente arraigada en ambos. Cabe mencionar esto porque así se entiende mejor el que los samaritanos no hayan querido ofrecerles hospedaje a los discípulos, ni siquiera a Jesús. Ellos no querían tener nada que ver con individuos que fueran en camino a Jerusalén.
¡Qué cosa tan tremenda! ¿Cómo es posible que alguien le niegue albergue al Hijo de Dios? ¡Ya es el colmo! Pero, volvamos a nuestra época actual. Hay millones de personas que no quieren nada con Jesús; algunos nunca han oído Su glorioso nombre y otros lo han ignorado, porque lo espiritual les incomoda. Y tu, apreciado lector(a), ¿hoy hospedarías a Jesús en tu corazón como Rey y Salvador? O ¿solo le permites interactuar contigo cada Domingo? ¿Consideras que aprender más de Cristo te obligaría a renunciar a cosas que te son placenteras o a fuertes tradiciones? Te sugiero que no seas como los samaritanos en ese tiempo, quienes pudiendo gozar de la presencia del Redentor, no supieron valorar, ni quisieron trascender el odio generacional contra los judíos. ¿A caso hay alguien a quien no has podido perdonar? El rencor y el miedo a ser lastimados pueden impedir que abramos nuestro corazón a Dios y a los demás. ¡Pero les puedo asegurar que vale la pena! Tener al Autor de la Vida en nuestro corazón es el comienzo de una gran aventura! Si, créanme que es algo que cambia nuestra existencia para siempre, Jesús puede encontrar la forma de obrar en cada vida. Solo tienes que permitírselo.
Cerrar las puertas de nuestro corazón solo nos trae soledad y amargura. Los samaritanos perdieron esa oportunidad de ser sanados, de ser restaurados, de ser consolados por la única Persona capaz de hacerlo a la perfección.
Pero dejemos a un lado los milagros. Su compañía y acerca-miento a nosotros cambia nuestra existencia porque "en Su Presencia hay plenitud de gozo, delicias a Su diestra para siempre" Salmo 16:11. Te pido, amable lector, que atiendas el llamado de Jesús. El quiere quedarse contigo, es más, El anhela vivir contigo (Santiago 4:5), con tu familia; acompañarte cuando te sientas solo, y brindarte ayuda y respaldo cuando más lo necesites. ¿Qué razón habría para hacer a un lado a Jesús?
Tal vez no te quieres com-prometer, tal vez vives muy a gusto así, pensando que un rato religioso es suficiente. Tengo que decirte que se necesita una común unión, o lo que es lo mismo, una comunión espiritual íntima con el Dios Trino de la Biblia. Considéralo.
Déjame decirte que Jesús siempre tiene lugar para ti en Su amor, por eso murió con los brazos extendidos, esperándote a ti para abrazarte y consolarte cuando te acercas a Él y le confías tu vida.

¡Jesucristo nunca te rechazará!
Pero tú, por favor, no lo rechaces a Él.
Bendiciones
Judith E. Patiño

Read more...

ANTE UNA PERDIDA


Y llegamos al 2011, pero no con todos los que hubiéramos querido llegar. En el camino del 2010, algunos de nuestros hermanos fueron llamados a la presencia del Señor. Sabemos que la separación es temporal, que solo se nos adelantaron en el camino, pero duele el no tenerlos como antes entre nosotros, los extrañamos.
No importa como murieron, si fue de manera natural, por enfermedad o por un accidente, de cualquier forma nos duele su partida y eso es normal. Hemos sido afectados porque no los veremos más aquí y tendremos que aprender a sobrevivir sin ellos. Algunos de ellos hacían tanto por nosotros, nos acompañaban en todo tiempo, que necesitaremos sustituir el hueco que nos dejan y eso nos costará trabajo.

Ante el dolor de la pérdida de alguien, nos ciclamos y no sabemos qué decir para ser consolados, pareciera que no hubiera palabras para dar fuerzas y mitigar el dolor, pero si las hay y están escritas en la Biblia, pues son palabras de Dios. Así que para los que creemos en Dios hay consuelo y fortaleza. Solo tenemos que hacer dos cosas: resignarnos y contentarnos con Su perfecta voluntad.

Resignación ante lo inevitable, pues la muerte física lo es. Luchar contra lo que pasó solo nos hará daño y nos llenará de amargura y resentimientos. La vida es pasajera, se acaba, la palabra en el salmo 90 la compara con la hierba del campo que florece y luego se seca; ese mismo salmo nos habla de la molestia que puede causar la edad después de los 70 y nos invita el salmista a contar nuestros días con sabiduría. La vida es un ciclo, con un principio y un fin; es como un reloj que nos marca el tiempo, para nacer y para morir; la vida nos da tiempo para todo (Eclesiastés 3), y dice Salomón que Dios hizo todo hermoso en su tiempo y que ha puesto eternidad en el corazón del hombre, sin que alcance éste a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Cuando aceptamos esta verdad, podemos ver la muerte de otra manera, superar la prueba en parte y darle gracias a Dios por el tiempo que el ser querido estuvo con nosotros, así como por todas las bendiciones que a través de esa persona recibimos. Para resignarnos necesitamos aceptar el tiempo de Dios y que era la hora de que nuestro amado partiera de esta tierra.

Contentamiento ante la voluntad de Dios. Es difícil alegrarnos en momentos de pérdida por el dolor que causa la separación, pero debemos aprender a buscar el lado bueno de las cosas para contentarnos y ese lado está en Dios y Sus promesas. Job ante las trágicas circunstancias que vivió, dijo una frase célebre: Jehová dio y Jehová quito, sea el nombre del Jehová bendito (1:21). El reconoció que todo lo que tenía, incluso sus hijos que murieron antes que él en esa prueba, eran un préstamo de Dios y que El sabía por cuánto tiempo se los dejaba. El contentamiento solo puede surgir cuando sabes que Dios está contigo y que aun esa separación tiene un propósito en la vida de todos los tuyos, ya que no la sufrimos solos, sino que toda la familia se duele. El contentamiento también surge con la esperanza del cumplimiento de las promesas de Dios. Jesús nos prometió un lugar a su lado cuando dejemos de ser en este mundo, una morada celestial (Juan 14:2). El Señor también nos ha prometido vivificarnos, darnos un cuerpo transformado, un nuevo nombre, en pocas palabras, una nueva vida más abundante (1 Co. 15: 20-23, 2 Co. 3:18, Apoc. 2:17), pues estaremos en un lugar donde no habrá dolor, enfermedad, llanto ni tristeza (Apoc. 21:4), un lugar en el cual todos queremos estar. Que consuelo más grande para nosotros es saber que la persona que amamos está con Dios, gozando de sus bendiciones.

Dice nuestro Pastor, que la muerte es el tren que nos lleva a nuestro destino eterno y cuando nuestra vida la vivimos con Dios a través de Jesucristo, entonces la parada directa a la que vamos es el cielo. Así que los cristianos no debemos temerle a la muerte y verla como algo feo, pues Jesucristo la venció y ha comprando vida eterna para nosotros. Pero esa vida eterna no es aquí en un mundo destruido por el pecado, sino allá con El en sus moradas celestiales, así que como dijo el apóstol, si vivimos para el vivimos y si morimos para el morimos, y sea que muramos o que vivamos, somos del Señor (Romanos 14:8).

No sabemos si en este año o en el próximo seremos nosotros los llamados, pero como Salomón dijo: "Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres. Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó" (Eclesiastés 3:12-15) Así que deja que Dios sane tus heridas, consuele tus tristezas y vive la vida en el gozo del Señor.

Marisa Valle

Read more...

HOY LE HABLE DE TI


Esta mañana, cuando hablé con Dios, le hablé de ti, hijo mío. Le conté lo que pasó ayer y ¿sabes? El ya lo sabía. Sabía de mi dolor al escucharte, sabía en cuántos pedazos rompiste mi corazón, al decirme: "¡No me importa lo que tú pienses, mamá, voy a hacer lo que yo quiera, porque ya no soy un niño. No te metas en mi vida!". Dios me dijo que ha escuchado esta frase en cientos de idiomas, que estas palabras han herido el corazón de muchos padres y madres, alrededor de todo el mundo.

Le pregunté: "Señor, ¿por qué los hijos son así?... Los padres les damos todo, los amamos, los cuidamos, los protegemos, les alimentamos, vestimos, pensamos en ellos antes de cualquier otra cosa, lo único que hacemos es preocuparnos por ellos, porque los amamos, ¿por qué eso les molesta tanto?

Le conté al Señor de cuando eras chiquito, de cómo te gustaban las galletas de limón, eran tus favoritas. Cada fin de semana te las hacía, mi alegría era verte sonreír, darte tus gustos. Le conté de tus travesuras de niño, tus pantalones rotos, tus rodillas raspadas, tus zapatos embarrados, dejando huellas sobre mi piso limpio. Le conté de tu primer día de kínder, cómo te aferrabas a mi mano, no me querías soltar, no querías separarte de mí... En cambio ahora, pareciera que quisieras estar lo más alejado de mí.

¿Qué ha pasado?, le dije a mi Dios, ¿por qué creció? ¿por qué no se quedó siendo un niño? A ese niño quisiera yo tener de nuevo conmigo, a ese niño que eras tú, cuando te acunaba entre mis brazos y sentía tu olorcito a bebé. Tú no lo recuerdas, pero qué susto me hiciste pasar aquella noche en que te subió tanto la fiebre. Tu papá y yo te llevamos al hospital, fue una noche muy larga, le pedimos a Dios, desesperados, por tu vida. El nos escuchó y al día siguiente ya estabas mejor. Pasé innumerables noches a tu lado, cuando te enfermabas, tú no te dabas cuenta. ¡Eras tan frágil, tan pequeñito! Aun recuerdo tus mejillas encendidas, tus leves gemidos, tu llanto de a momentos, cuando te aquejaba el dolor.

Cuando llegaste a nuestras vidas, lo hiciste todo más hermoso, la vida cambió para tu padre y para mí. Siempre te hemos amado como al tesoro más valioso. No esperábamos ninguna recompensa por haberte amado, cuidado, educado y mantenido en todos los aspectos, pero tampoco esperábamos de ti algo así. Hijo, no merecemos tu desprecio solo porque ya creciste y piensas que eres dueño de tu vida. Ninguno de nosotros somos dueños de nuestras vidas, el único dueño es Dios. Te hemos enseñado a ser un buen cristiano, ¿por qué actúas como si nunca lo hubiéramos hecho?

De todas estas cosas le hablé esta mañana al Señor. El me escuchó pacientemente, como siempre lo hace. Le hice muchas preguntas, pero El me dio una sola respuesta. El me dijo que El me comprendía muy bien, que sabía cómo me sentía, porque El también conoce lo que es la ingratitud. Me dijo: "Cada día se rompe mi corazón ante tanta ingratitud, tanta rebeldía, de parte de la humanidad. Tú sufres por tu hijo, yo sufro por la humanidad. Sigue orando por tu hijo, algún día su corazón se suavizará y comprenderá muchas cosas, pero no puedo forzarlo. No te desesperes, tú cumpliste con tu misión y la cumpliste bien. Ya no eres responsable por lo que haga tu hijo, ya es un joven, es dueño de elegir entre el bien y el mal, yo le di esa libertad. Pero puedes decirle que si elige el mal... bueno, tú lo sabes"...
Así que solo te paso Su recado, hijo mío, no lo tomes a la ligera, no te engañes a ti mismo. Lo que te ofrece el mundo es falso, es pasajero, no te dejes convencer por los que no conocen a Dios. Recuerda que en los únicos que puedes realmente confiar, después de Dios, es en tus padres, porque como El, te amamos incondicionalmente.

"Hijo mío, si tu corazón es sabio, también mi corazón se regocijará; en lo íntimo de mi ser me alegraré cuando tus labios hablen con rectitud." Proverbios 23:15-16

Angélica García Sch.

Read more...

COMPLETAMENTE VIVOS


"Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. Porque si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán"
Romanos 8:12-13 NVI

Los seres humanos estamos formados por cuerpo, alma y espíritu. El cuerpo, todo el mundo sabe lo que es, inclusive, es motivo de culto para algunas personas. Pero no tienen una idea muy clara de lo que es el alma y el espíritu y la diferencia entre ellos. En el alma están las emociones, pensamientos, sentimientos, etc. Pero el alma humana está contaminada, a causa del pecado. Esta contaminación heredada por Adán ("Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron." Romanos 5:12) puede ser erradicada por el Hijo de Dios ("Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos!" Romanos 5:15).

El espíritu es la parte más olvidada por la mayoría de los seres humanos. El espíritu es como un puente que permite al hombre llegar a tener una relación con Dios. "Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó" (Génesis 1:27) El ser humano es el único ser viviente que posee espíritu, esa parte que Dios le concedió, a su semejanza divina, para comunicarse con El. Pero a causa del pecado, vino la muerte espiritual. Sin embargo, no tenemos que permanecer muertos espiritualmente, Jesús, con su muerte, vino a darnos vida. Al recibir a Cristo, recibimos esa vida, con el Espíritu Santo de Dios. Así que ya no somos más "cadáveres espirituales". Si estamos llenos del Espíritu Santo, estamos llenos de vida, no solo nuestro cuerpo está vivo, sino que también nuestro espíritu, ¡estamos completamente vivos!. Nuestra vida corporal se acabará, pero nuestro espíritu seguirá vivo por siempre, junto al Señor.

¡Cuántos cadáveres andan por ahí circulando, en todo el mundo, sin ellos saberlo! Se creen llenos de vida, por su buena condición física, hacen mucho ejercicio y mantienen sus cuerpos en forma, pero ignoran que una parte de su ser, ¡está totalmente muerta!, su parte espiritual. Ejercitan mucho su cuerpo cada día, es algo que no pueden dejar de hacer, lo convierten en un hábito, y no tiene nada de malo el ejercicio, pero ¿qué hay dentro de esos cuerpos tan ejercitados?: un espíritu atrofiado... muerto.

Para que haya armonía en el ser humano, debe haber equilibrio entre su cuerpo, su alma y su espíritu. Nadie es feliz solo por su cuerpo hermoso. A veces dentro de esos cuerpos, hay un alma herida y si le agregamos un espíritu muerto, ¿podrá haber equilibrio dentro de esa persona?, ¿podrá haber armonía y felicidad? Por eso es que tantas personas consideradas por el mundo, bellas y famosas, son tan infelices. Si buscaran el reino de Dios, en lugar de su belleza física, todo les vendría por añadidura.

Al conectarse con Dios, nuestro espíritu se regocija, todo nuestro ser se llena de vida. Cuando no hay esa conexión, existe un vacío dentro del ser humano, que le provoca ansiedad, tristeza, depresión, duda, resentimiento, envidia, etc. Mantengámonos siempre conectados con nuestro Dios, preocupémonos del ejercicio espiritual, así como del físico, porque la salud espiritual es tan importante o más, que la salud física. Sabemos que nuestros cuerpos algún día morirán, ¡pero nuestro espíritu debe estar bien saludable para volar hasta el Señor cuando llegue ese día!
"Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo".
1 Tesalonicenses 5:23

Angélica García Sch.

Read more...

Pag. pastoral LO QUE LE CORRESPONDE HACER AL ESPIRITU


En la maravillosa estrategia de Dios para recuperar lo suyo, ya hemos estudiado qué parte le corresponde hacer al Padre y cuál al Hijo. Hoy estudiaremos la parte que le corresponde hacer al Espíritu Santo. No olvidemos que el Espíritu Santo es Dios mismo, por lo tanto, podemos decir con propiedad que Dios está con nosotros y en nosotros a través del Espíritu Santo.

EL FUNCIONARIO DIVINO QUE VINO A INAUGURAR LA OBRA
“Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí”. Hch. 1: 4

El Pentecostés que inició en el Aposento Alto en Jerusalén marca el inicio de la iglesia cristiana; fue su inauguración. Para un acontecimiento tan relevante como éste, tuvimos la visita de un funcionario celestial que vino a inaugurar la iglesia, el Espíritu Santo; pero, a diferencia de los funcionarios que inauguran una obra y se van (La mayoría de las veces para no volver nunca), este funcionario divino no solo se quedó después de la inauguración, sino que vive con, y en nosotros, y ya no se separará jamás de la iglesia, la novia del Cordero.

I. EL ESPIRITU SANTO ES EL QUE DA VIDA ESPIRITUAL
“El espíritu es el que da vida:…”. Jn. 6: 63
Vida, es una palabra que describe perfectamente la Obra del Espíritu Santo:
1. ES QUIEN DIO VIDA A JESUS EN EL VIENTRE DE MARIA
El Espíritu Santo fue quien engendró a Jesús en su nacimiento humano. María fue la madre de Jesús, pero José no fue su padre, ya que, como el ángel le dijo: “no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
2. ES QUIEN HIZO NACER A LA IGLESIA EN EL APOSENTO ALTO.
Jesús les dijo a sus discípulos que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre . Esta Promesa a la que se refiere Jesús es la que el Padre había hecho por boca del profeta Joel “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne…” Joel 2:28 a. La Iglesia cobró vida en Pentecostés por el derramamiento del Espíritu Santo, sin El, jamás hubiese existido la iglesia.
3. ES QUIEN LE DA VIDA ESPIRITUAL AL CREYENTE.
Jesús le dijo a Nicodemo que le era necesario nacer de nuevo; ese nuevo nacimiento es Obra del Espíritu Santo en el creyente. Cuando el pecador confiesa sus pecados y recibe a Jesús en su corazón, el Espíritu Santo le da vida espiritual, y así es que podemos decir que “si alguno está en Cristo nueva criatura es”. Los que antes, estábamos muertos en nuestros delitos y pecados hemos recibido nueva vida espiritual.

II. EL ESPIRITU SANTO ES EL QUE PERFECCIONA AL CREYENTE
Ez. 36: 27: “Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra”.
1. VIVE EN EL CREYENTE. Jesús dice en Jn. 14:17: “el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros”. ¡CON! Y ¡EN! El Espíritu Santo vive con nosotros y en nosotros. Por eso Pablo dice en 1 Co. 3:16: ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el espíritu de Dios mora en vosotros? El creyente ya no vive solo, el Espíritu Santo vive con él y en él.
2. LE SANTIFICA. Jamás podremos ser santos por nuestro propio esfuerzo; los judíos no lo lograron, los ascetas no lo lograron y nadie puede lograrlo; La santidad viene de Dios, El fue quien prometió: “Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros…” Ez. 36: 26. El Espíritu Santo santifica al creyente, lo purifica, como dice 1 Pedro 1:22: “habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu…”

III. EL ESPIRITU SANTO ES EL QUE CAPACITA AL CREYENTE
Hch. 1:8: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”.
1. LE EQUIPA DE LOS DONES NECESARIOS. Es el Espíritu Santo el que da dones a los creyentes para realizar la tarea que nos ha sido encomendada. Estos maravillosos regalos nos equipan para hacer la obra de Dios con sus herramientas y no con las nuestras, el uso de estos dones es indispensable para cumplir con nuestra parte en la tarea.
2. LE DA EL PODER PARA HACER LA TAREA. Una vez que hemos recibido las herramientas necesarias, también recibimos el poder de lo alto para usarlas. El Espíritu Santo es quien nos da poder para hacer la tarea. Con este maravilloso Poder, nuestras habilidades y capacidades pasan a un segundo plano, ya que aun el cristiano menos brillante puede hacer la obra de Dios eficazmente, gracias al Poder del Espíritu Santo en su vida.

3. LE GUIA EN EL CUMPLIMIENTO DE LA TAREA. Una vez que hemos recibido las herramientas y el poder, el Espíritu Santo nos enseña cómo usarlos; él nos guía a toda verdad y a toda justicia. El Espíritu Santo es quien comisiona a los creyentes para hacer la obra del Señor de acuerdo a su propósito. Le abre puertas y le muestra que debe hacer y cuando lo debe hacer. El Espíritu Santo es el administrador de la obra de Dios aquí en la tierra.

IV. EL ESPIRITU SANTO ES EL QUE TRABAJA EN EL CORAZON DEL NO CREYENTE
Jn. 16: 8 “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio”.
1. ES QUIEN CONVENCE AL PECADOR DE SU PECADO. Nosotros no tenemos la capacidad de convencer a nadie de su pecado. La reacción natural del hombre es justificar sus fallas y escudarse en los errores de otros. Es posible que aún la misma voz de la conciencia sea acallada, pero la voz que no puede ser silenciada es la voz del Espíritu Santo quien nos convence de que hemos pecado y de que somos inexcusables de nuestra maldad.
2. ES QUIEN CONVENCE AL PECADOR DE JUSTICIA Y DE JUICIO. Dios ha escrito su ley en el corazón del hombre, pero el pecado parece borrarla fácilmente, sin embargo, el Espíritu Santo viene para recordarnos que hay justicia y que hay un juicio justo, el juicio de Dios.
En vano nos esforzamos intentando convencer a los pecadores de que hay un juicio al cual deberán rendir cuentas; esa no es nuestra labor, sino la del Espíritu Santo, es él quien se encarga de tomar nuestras palabras, muchas veces torpes e insuficientes, y darles el sentido que solamente Él puede dar para convencer a nuestros oyentes de la necesidad del arrepentimiento ante el justo juicio de Dios.

REFLEXION: Como podemos ver, el Espíritu Santo no ha dejado cabos sueltos, todo lo ha anticipado y lo ha preparado para que la obra de redención sea hecha. Recordemos que nuestra parte es muy pequeña en esta obra, pero es la única parte que el Espíritu Santo no hará, ya que a nosotros nos corresponde hacerla.

Pbro. Jonás Álvarez Armenta

Read more...

SALMO 139


Este precioso salmo fue escrito por el rey David. Nos habla de que Dios está en todas partes y conoce todo lo que hacemos, lo que pensamos, lo que sentimos. Nada hay oculto para Él, todo lo sabe, lo conoce, lo entiende y viendo nuestro corazón y nuestros pensamientos tal como son, así nos ama, nos acepta y siempre está con nosotros.

"Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos". ¡Qué maravilloso saber que nunca estamos solos! Nos dice el salmista que Jehová nos examina y nos conoce perfectamente. Si estás triste Él lo sabe, si estás solo, si te sientes enfermo, si estás cansado o en angustia, tus problemas, tus afanes, Él los conoce y a cada problema tuyo Dios responde con amor, Dios responde a tus necesidades, te abraza, te ama, te cuida, vela por ti y nunca te abandona. Él conoce también tus actividades, si son muchas, si es poco tu reposo, si necesitas descanso, Él lo sabe. Cada día y cada momento puedes pedirle lo que tú necesitas: un poco de quietud, ver a un amigo, una ayuda, un consuelo. Dios te conoce y responde con amor siempre.

"Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender". Es maravilloso saber cuánto nos ama Dios, cómo nos protege y nos cuida. Tanto, que como dice el salmista, ni siquiera lo podemos comprender. Muy lejos está nuestra mente de poder entenderlo… ¡tanto amor, tanto cuidado de nosotros! Él nos rodea y guarda perfectamente. Detrás, delante y aun encima de nosotros están sus manos. Él forma un hueco con sus manos y ahí nos guarda de todo mal. Aun lo que hablamos, Dios lo sabe desde que lo pensamos. Dios ve nuestro pensamiento; es grande su poder y es grande su amor.

¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mar… Ciertamente Dios está presente en todo lugar, todo espacio está lleno de Él. Su presencia, su Espíritu Santo abarca toda la tierra y su plenitud; el mundo entero y todo lo que tiene vida le pertenece. Dios lo observa y lo conoce, así es su poder. No podemos ir a ningún lugar donde no esté Dios, no podemos huir y escondernos de su presencia, pues el mundo en el que vivimos es de Él, es obra de sus manos. Si fuéramos tan alto que llegáramos al cielo, ahí habita Dios; si fuéramos al lugar más bajo, allí lo encontraríamos; si estuviéramos en el mar, allí está Dios; donde el sol sale, allí está Dios. Él domina todo y todo está en sus manos. No quieras huir de Dios, mejor pensemos que donde quiera que estemos, allí llega la mano de Dios a ayudarnos, a tocarnos, a levantarnos. Donde quiera que estés llama a Dios y Él te responderá.

"…aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra. Si dijere: ciertamente las tinieblas me encubrirán; aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las tinieblas que la luz". Es hermoso este versículo: “aun allí me guiará tu mano”. Dios nos ama tanto que si lo buscamos y se lo pedimos, Él será nuestro guía siempre. Nos sacará de cualquier lugar donde estemos, no importa si es alto, si es bajo, si es lejos, si es oscuro, si es doloroso, lleno de penumbra… aun allí nos guiará su mano, nos llevará a sendas nuevas y a lugares seguros. La peor noche y la peor oscuridad se convertirán en luz, Dios nos llevará a la luz del nuevo día, al gozo de la esperanza. Donde está Dios no hay noche, pues Él es luz. Dice el salmista que Dios nos tomará con su mano derecha, Dios extenderá su brazo fuerte y nos tomará, nos dará seguridad y valor porque es el brazo del Dios vivo, del Dios Altísimo quien nos toma de cualquier lugar y nos lleva a su luz admirable. Sólo acércate y pídeselo: guíame Dios, sácame de tinieblas a luz.

"Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra". ¡Qué maravillosos versículos que le dan sentido a nuestra vida! Tenemos una grande y preciosa razón por la que estamos vivos: Dios nos formó. ¡Estoy maravillado! como lo dice el salmista, estoy maravillado, soy feliz y alabo el nombre de Dios. Le doy honra y gloria pues Dios viene hoy a decirnos que no somos criaturas de la naturaleza, ni resultado de un deseo humano; somos criaturas de Dios, formados por Dios, deseados por Dios, pensados por Dios… Él quiso traernos al mundo para amarnos y hacernos sus hijos, darnos su nombre, su herencia y su vida eterna; grandes son sus obras y llenas de amor. Por eso le alabamos y nuestra alma está llena de gozo: ¡somos de Dios! le pertenecemos, no estamos solos, existimos porque Dios nos amó, nos escogió, nos formó en nuestra madre, somos creados por amor, para ser amados y guardados por el Dios del Universo.

"Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo". ¿Sabes que fuiste creado detalle a detalle por Dios? No sólo fuiste creado por Él, dice su Palabra que Dios vio tu embrión, pequeñito te amó y luego fue formando todas las partes de tu cuerpo, cada cabello, cada pedacito tuyo Dios lo formó y lo hizo. “…en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas…” Por eso dice el salmista: “¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!”, porque Dios pensó en ti y así te formó, eres de gran estima para Dios, eres hijo amado. Podríamos tratar de entender a Dios y pasaríamos día y noche pensando en su amor, en las cosas preciosas que Él ha formado, en lo bueno que nos ha dado, en su bondad y llegaría el amanecer sin que pudiéramos terminar de enumerar y pensar en lo que Dios hace para nosotros, por eso dice el salmista: “despierto, y aún estoy contigo.” ¡Qué hermoso dormir pensando en Dios y despertar dándonos cuenta de que Él sigue con nosotros! Llega un nuevo día y allí está Dios a nuestro lado para empezarlo con nosotros, para caminarlo con nosotros. ¡Cuán grande es su amor!

"De cierto, oh Dios, harás morir al impío; apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios. Porque blasfemias dicen ellos contra ti; tus enemigos toman en vano tu nombre. ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, y me enardezco contra tus enemigos?" Dios hará que se alejen de nosotros los hombres impíos, los malvados, los que derraman sangre. Dios puede alejarlos, pídeselo a Él; pídele que ponga guarda a tu casa y a tu vida, que aleje a todos aquellos que blasfeman, que maldicen, que juran y mienten. Todos los que son enemigos del Dios Altísimo, del Dios vivo, Él mismo habrá de alejarlos de tu vida por amor a su nombre, por amor a ti, a tu casa y a tus hijos. Dios sabe que necesitas estar lejos de toda violencia para que lo alabes con labios y manos limpias que lo buscan con un corazón sincero.

"Los aborrezco por completo; los tengo por enemigos. Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno". Termina el salmista con una súplica que es la nuestra también. A Dios que lo conoce todo, que lo sabe todo, al Dios que ve nuestros pensamientos, a nuestro Dios le pedimos que vea nuestro corazón, que lo examine, que examine también cada uno de nuestros pensamientos, si tenemos caminos de perversidad, si tenemos pensamientos de mal, que Dios en su infinita bondad y amor nos guíe a nuevos caminos, nos lleve a sendas de bien, al camino que nos lleve a disfrutar la vida eterna con Él.

Ana María Ruíz Cárdenas

Read more...

PEQUEÑAS EXHORTACIONES


Read more...

POESIA


Read more...

MENTIRAS UNIVERSALES


"Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve." Hebreos 11:3 NVI
Se dice que una mentira que se repite muchas veces, se convierte en verdad. Esto es muy cierto y desgraciadamente, se nos han dicho mentiras desde que íbamos a la escuela. Comenzando por la teoría de la evolución, donde se nos dijo que todos los seres vivos venimos de una bacteria y no de un Dios todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Se nos dijo que la tierra y los sistemas planetarios se crearon a partir de una gran explosión, a la que llamaron Big bang y que a partir de eso, se habían ubicado "ordenadamente" en su lugar correspondiente, dando forma al universo. Se nos enseña que la tierra tiene millones de años de edad, siendo que hay cientos de evidencias científicas de que esto no puede ser posible. Se nos enseñó que Alejandro Graham Bell había inventado el teléfono, cuando el verdadero inventor fue Antonio Meucci, en 1871, quien no pudo patentarlo, por falta de dinero para adquirir los derechos legales y Graham Bell le ganó la partida. Todo esto y otras cosas más se han enseñado como verdades ¡y las hemos creído!

¿Por qué le creemos al hombre? Dios le dice a Job: "¿Dónde estabas cuando puse las bases de la tierra? ¡Dímelo, si de veras sabes tanto! ¡Seguramente sabes quién estableció sus dimensiones y quién tendió sobre ella la cinta de medir! (Job 38: 4-5 NVI) La ciencia, en su afán por demostrar que no hay Dios, ha expuesto a la humanidad "verdades" científicas que apoyan teorías falsas, sin base real, teorías que dicen que todas las cosas se formaron solas, sin necesidad de un Diseñador. Pero la ciencia desmiente a la misma ciencia, a través de un descubrimiento tras otro. Cada vez más científicos han tenido que aceptar la falsedad de la teoría de la evolución, por ejemplo. Pero a pesar de estos descubrimientos, se sigue enseñando en las escuelas, se sigue aceptando como verdad, hasta el absurdo, ¿por qué? porque el hombre natural, que no entiende las cosas de Dios, no puede admitir que éste Existe, ¡porque no lo entiende!

Hay un orden tan perfecto en el universo, que es imposible que este orden sea el resultado de una explosión. Es algo fuera de toda lógica. Cualquiera que haya visto en las noticias o haya visto personalmente, lo que pasa si alguien hace explotar una granada o una bomba molotov, dentro de una tienda, sabe que todas las cosas que había dentro de esa tienda, no quedan en su lugar acomodaditas. Salen disparadas para todos lados y caen en diferentes lugares, desordenadamente. Para que vuelvan a estar en su lugar (las que no se desintegraron) alguien debe hacerlo, alguien debe ponerlas en su lugar.
Con el fin de demostrar la veracidad de la teoría de la evolución de las especies, los científicos han hecho miles de experimentos, siempre con el mismo resultado: es imposible que de una especie animal o vegetal, nazca una especie nueva. En cruzas de animales de diferentes especies, lo que se ha logrado es un híbrido, es decir un animal que no se puede reproducir o mutaciones a través de la manipulación genética, que siempre resultaron dañinas. El descubrimiento del ADN, vino a echar por tierra la teoría de la evolución, sin embargo, todavía se enseña en las escuelas.

La Palabra de Dios dice: "Así dice el Señor: ¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza y aparta su corazón del Señor! (Jeremías 17:5 NVI) La Biblia es una fuente de conocimiento realmente verídica. Contiene todo el conocimiento científico que necesitamos saber y no son solo teorías. Aunque la ciencia diga lo contrario, es a la Biblia a la que debemos creer, porque los hombres se equivocan y mienten, pero Dios nunca se equivoca y siempre dice la verdad. "Bendito el hombre que confía en el Señor, y pone su confianza en él" (Jeremías 17:7 NVI)

Pablo dijo a Timoteo: "Timoteo, ¡cuida bien lo que se te ha confiado! Evita las discusiones profanas e inútiles, y los argumentos de la falsa ciencia. Algunos, por abrazarla, se han desviado de la fe" (1 Timoteo 6:20-21 NVI) Muchas personas, que están en las tinieblas, que desconocen la Palabra, piensan que la gente con más conocimientos que ellas, deben tener la razón. Pero ¿Quién puede tener más conocimiento que el hacedor mismo del universo? La ciencia puede desviar de la fe, pero gracias a Dios por esos científicos que aceptan que detrás de todo ese conocimiento que han adquirido, está Dios, como el mismo Albert Einstein que dijo que el hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir. Cada descubrimiento del hombre, lo acerca más a Dios, pero solo si lleva abierto el corazón. Existe la verdad absoluta y esa verdad es Dios, principal fuente de sabiduría universal.
"Pues está escrito:
Destruiré la sabiduría de los sabios;
frustraré la inteligencia de los inteligentes."
1 Corintios 1:19 NVI

Angélica García Sch.

Read more...

¿DONDE BUSCAS TU BIENESTAR?


En el S. XVII un médico italiano llamado Blancardi afirmaba: “El chocolate no solo tiene un sabor agradable, sino que es también un auténtico bálsamo para la boca, pues contribuye a mantener todas las glándulas y humores en un perfecto estado de salud”.
Durante el S. XVIII en las farmacias se ofrecían chocolates curativos de muchas variedades: chocolate purgante a la magnesia, chocolate anti-veneno basado en bálsamo del Perú, chocolate de avena, de arroz y de cereal. Se creó hasta un chocolate con extracto de carne, recomendado para niños y personas convalecientes.
Hoy en día se sabe que el consumo de chocolate en cantidades moderadas produce sensación de felicidad, porque induce a la producción de una sustancia vinculada a la serotonina, hormona responsable directa de las sensaciones de tranquilidad, relajación y felicidad. Alivia el síndrome premenstrual. Estimula el organismo ya que ejerce un efecto parecido al de la cafeína (pero en menos medida). Produce sensación de saciedad y de fluidez mental. Protege al corazón. Frena el envejecimiento.
¿Habrá puesto Dios al cacao algo de sí mismo? Porque no hay mayor sensación de bienestar, que estar bien con Dios. El chocolate nos proporciona una sensación placentera, pero pasajera. La cercanía de Dios, nos proporciona una sensación de bienestar constante. No hay mejor remedio para la ansiedad y las preocupaciones, que los brazos de nuestro Dios. Esto no quiere decir que debemos deshechar el chocolate, pero cuando busques paz, no la busques en el chocolate, búscala en Dios.
Las personas que no conocen a Dios, buscan incesantemente la paz y la felicidad, en pastillas, principalmente. Creen todo lo que leen en las revistas y en los programas de televisión, para calmar los nervios. Se introducen en filosofías orientales y técnicas variadas de medicina alternativa, para mitigar su angustia y malestares físicos, consecuencia de esa angustia. Y en estos días, muchos se han hecho ricos gracias a esta gran demanda. La vida agitada actual, ha producido más personas con trastornos de ansiedad y falta de bienestar que nunca. Así como el chocolate, existen miles de sugerencias para sentirse bien, que la gente consume sin mayores averiguaciones.
En el mundo hay gran necesidad de bienestar, tanto físico como emocional. El Señor es el médico de médicos, tanto en lo físico, como en lo emocional. Cuántos casos hay en los que la ciencia dijo "no hay nada que hacer", pero Dios mostró su poder, levantando a esa persona desahuciada. Nosotros los llamamos milagros, pero el mundo no quiere creer que Dios sigue haciendo milagros, aunque lo vean con sus propios ojos. Cuántos casos conocemos de personas, que a punto de quitarse la vida, tuvieron un encuentro con Dios, a través de uno de Sus hijos, que apareció justo a tiempo, para disuadirlos. Ni el mejor psicólogo puede lograr dar tanta paz y deseos de vivir que nuestro Señor.
Si buscas bienestar, si buscas paz, si buscas salud, hay un solo camino seguro: Jesucristo. El está dispuesto en todo momento y en todo lugar. Cuéntale tus penas, tus preocupaciones, no hay mejor consejero, no hay mejor psicólogo, no hay mejor médico de almas, que El. Es el mejor amigo y confidente, sana todas las penas y calma cualquier tempestad.
"¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!"
Salmos 43:5 NVI

Angélica García Sch.

Read more...

Senda joven LUZ VERDADERA


Yo, la luz, he venido al mundo,
para que todo aquel que cree en mí
no permanezca en tinieblas. Juan 12:46

Seguramente has escuchado algo en la escuela, en el trabajo o en tu casa sobre la necesidad del ahorro de la energía eléctrica en el mundo. Basta invertir unos cuantos minutos en el maravilloso mundo cibernético para obtener cientos de consejos al respecto:

- Desconectar todos los cargadores que no se están utilizando.

- Apagar los aparatos para que no entren en estado de reposo (Standby).

- Encender el televisor sólo cuando realmente se quiera ver un programa.- Utilizar focos ahorradores de energía.

Y podríamos continuar con esta lista que parece interminable. Nosotros como jóvenes cristianos debemos de cuidar este planeta como fieles mayordomos y para testimonio de todas las naciones.

Sin embargo, tal parece que esta nueva tendencia ha impactado nuestra vida de tal manera que nos ha llevado a realizar un ahorro de la luz verdadera que encontramos en Jesucristo. Al contrario de la luz eléctrica generada por el ser humano, esta luz es infinita y nos libra de las tinieblas de este mundo.

Pero, ¿cómo podemos llenarnos de esta luz?

- No limitando el tiempo que pasamos “conectados” con El en oración. (1 Ts. 5:17).

- No “apagando” nuestra voz cuando debemos hablar. (Ro. 1:16).

- No dejar de leer la Biblia para tratar de “ahorrar” tiempo. (Pr. 3:1).

Si realmente quieres aportar tu granito de arena para que este planeta siga adelante, es importante que apagues la luz eléctrica, pero es vital que consumas y compartas de la luz verdadera... JESUCRISTO mismo !!!

Daniel Jimenez

Read more...

Pag. de Eva TIPS UTILES PARA EL HOGAR


En esta ocasión, te compartimos estos tips que van a ser de gran utilidad en esos momentos que no sabes qué hacer con alguno de esos pequeños problemillas domésticos, pero que te provocan grandes dolores de cabeza:
* Para ahuyentar a las hormigas que entran a tu cocina: Las hormigas “odian” el pepino, coloca cáscaras de pepinos por donde hacen su “ruta” los insectos o cerca del agujero por donde se meten.
* Para obtener hielo puro y limpio: Hierve el agua antes de congelarla.
* Para hacer brillar el espejo: Límpialo con alcohol.
* Para quitar chicle pegado a la ropa: Guarda la prenda en el congelador por una hora y después se quita fácilmente.
P* ara blanquear tu ropa blanca, sin usar cloro: Remoja tu ropa blanca en agua caliente con una rodaja de limón durante 10 minutos.
* Para darle brillo a tu cabello: Añade una cucharada de vinagre al agua con la que te vas a lavar el cabello.
* Para sacarle al máximo el jugo a los limones: Remójalos en agua caliente durante una hora y luego los exprimes.
* Para evitar el olor de la col durante la cocción: Coloca un pedazo de pan en el recipiente de la cocción.
* Para hervir rápido las papas: quita la piel de una papa de un solo lado antes de la ebullición.
* Para remover tinta en ropa manchada: Coloca levemente pasta de dientes sobre la tinta, deja secar y luego lava.
* Para quitar rápidamente la piel de las papas: Remójalas en agua fría inmediatamente después de la ebullición.
* Para deshacerse de los roedores: Espolvorea pimienta negra en los lugares donde deambulan. Ellos huirán.

Read more...

HUMOR







Read more...

MI COCINA


ALBONDIGAS DE PESCADO

Ingredientes:
1/2 kg. de merluza (picada) 2 rebanadas de pan 2 1/2 dientes de ajo (picados)2 huevos 1 cebolla (picada fina) 1tomate (picado)1 taza de caldo de pescado1 hoja de laurelaceitepan ralladoharinaperejil (picado)nuez moscadasalpimienta

Preparación:
En un recipiente amplio redondo, mezcle la merluza con el pan (previamente remojado en leche), 1 huevo, 1/2 diente de ajo, perejil y condimente con sal, pimienta y nuez moscada. Con la mezcla anterior, haga las albóndigas, formando con la mano bolas de 5 cms. de diámetro y pasándolas por harina, huevo y pan rallado.
Luego, en una sartén con abundante aceite, fría las albóndigas y reservarlas.
Para la salsa, dore la cebolla y 2 dientes de ajo. Luego, añada el tomate, el laurel y el caldo de pescado. Una vez lista la salsa, bátala y colóquela en una olla. A continuación, agregue las albóndigas y hiérvalas unos minutos. Finalmente, agregue perejil.





CUERNITOS RELLENOS

1 kg. masa de hojaldre
Para la crema pastelera:
100 grs de azúcar
3 huevos
500 grs de leche
50 grs de maicena
1 cucharadita de azúcar

Preparación:
Ponga todos los ingredientes en la licuadora, luego vacíelos a una olla y ponga a cocer, a fuego bajo, revolviendo, hasta que espese. Meta la crema en una manga pastelera y déjela enfriar en el refrigerador al menos una hora. Mientras tanto, extienda la masa de hojaldre hasta formar un rectángulo. Corte tiras de unos 2 cm. de ancho y forme los cuernitos, enrollando las tiras. Hornee a fuego bajo, hasta que estén dorados. Rellene los conos con la crema.

Read more...

Música para Dios AL UNICO Y SABIO DIOS


Read more...

DIA DEL AMOR



¡Feliz día del amor y la amistad! ¡Qué bendición tan grande es ser cristianos, hijos del único Dios verdadero que de tal manera amó al mundo que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó para morir y derramar su preciosísima sangre como pago por todos nuestros pecados, de tal manera que todo aquel que cree, acepta, recibe y confiesa a Jesucristo como su único y suficiente Salvador, no se pierde, ni se condena, ni se va al infierno, sino que es salvado, hecho hijo de Dios, y objeto especial de su divino amor.

En muchas partes del mundo, se celebra en el mes de febrero, el día del amor y la amistad, y muchos creemos que es una costumbre muy saludable, pues una de las peores desgracias que puede sufrir una persona es vivir sin amar o sin ser amado. El amor es una bendición tan grande, que es digno de celebrarse, y para los hijos de Dios, celebrar el amor tiene un significado mucho más hermoso, trascendental y hasta glorioso, que el que tiene para el resto de la población.

Siendo que el humano por naturaleza, es un ser social forzoso, y en ninguna etapa de su vida puede sobrevivir sin el apoyo de los demás, Dios desde el principio, ha hecho que sienta un deseo innato por amar y gozar del amor al máximo. Dios es amor y la única fuente de amor verdadero, por lo que el amor, tanto en cristianos como no cristianos, es un don de Dios, y no algo que se aprende, conquista, contagia, o adquiere por precio. Dios, con el fin de que no se autodestruyera, le dio al ser humano el don de amar; aunque a él le corresponde aprender a expresar su amor en una forma sana, responsable, respetuosa, ejemplar y de bendición para todos. Muchos de nosotros estamos convencidos que sólo el amor, éste don bendito de Dios, es lo suficientemente poderoso para superar nuestra naturaleza egoísta y llena de celos, iras, y contiendas, y que sólo el amor es el que por ejemplo, ha capacitado a través de las edades, a los buenos padres para que se ocupen 24 horas al día, en la preciosa pero ardua tarea de ver que sus hijos lleguen vivos, sanos y enteramente preparados, a la edad adulta. Así, concluimos que en un mundo tan lleno de pecado, enfermedad y tribulación, sólo Dios, a través del amor, ha logrado sostener perdurablemente la institución del matrimonio, la familia, y por ende, la sociedad entera.

Dios es el Buen Padre Celestial que nos ama entrañablemente, aunque tantas veces seamos ingratos, indiferentes, y hasta majaderos con Él. El primer mandamiento es: Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, y con todas tus fuerzas, y el segundo es similar: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Siempre que alguien necesite amar más o recibir más amor, no tiene más que una solución: Pedírselo a Dios, la única fuente del amor verdadero. ¿Quierés saber que tan cerca estás de la estatura del varón perfecto, que es Jesucristo? Pregúntate cuánto amas, y pronto tendrás una justa respuesta. AMÉN.

Dr. Ernesto Contreras

Read more...

Historias para reflexionar SAN JUAN 22


Hace mucho tiempo, en un pueblo lejano, había un hombre que gozaba de un puesto de influencia dentro del gobierno, era asistente del alcalde. Este hombre codiciaba una hermosa mujer, esposa de un granjero del lugar. Envidiaba tanto al granjero, que trataba de hacerle la vida imposible. Pensaba que al volverse pobre el granjero, su mujer lo dejaría y él tendría el camino abierto, así que sobornaba a los dueños de las tiendas para que no compraran huevos de sus gallinas ni leche de sus vacas, así como tampoco lechugas ni tomates de sus cosechas. El granjero ignoraba el motivo por el cual los lugareños le hacían el feo, no se explicaba por qué tanto rechazo. La mujer del granjero había permanecido callada, pero como toda mujer, se daba cuenta cuando los ojos de un hombre la codiciaban. Aquel hombre, el asistente del gobernador, odiaba a su marido porque tenía lo que él no podía tener. Cada vez que se cruzaban con este hombre, ella podía notar su mirada y desviaba la suya con desprecio y el hombre se enfurecía cada vez más con el pobre granjero.
Una noche, pensando en cómo quitar de su camino al granjero, al hombre se le ocurrió tenderle una trampa. Haría que lo culparan de algo muy grave para que lo sentenciaran a muerte. Al día siguiente, se puso a maquinar su plan. El peor de los crímenes y que tenía por castigo la muerte, era el asesinato, pero ¿cómo hacer que el granjero asesinara a alguien...? Después de pensarlo un par de horas, decidió que lo invitaría al bar y allí haría que se emborrachara para que perdiera la cordura. La otra parte del plan sería contratar a un pobre inocente para que con la promesa de una buena cantidad de dinero, provocara al granjero y lo hiciera enojar mucho, claro que el inocente no sabría que sería usado como anzuelo y estaría en riesgo de perder la vida.
El granjero se sorprendió por la invitación del asistente del alcalde y aunque no gustaba de beber, se sintió obligado a aceptarla, ya que era muy respetuoso de las autoridades. Ya en el bar, el asistente lo obligó a beber más y más y el granjero no sabía cómo negarse. Entonces, cuando el pobre estaba casi perdiendo el sentido, apareció el hombre contratado por el asistente y empezó a insultarlo. El granjero estaba sintiéndose tan mal que no prestaba atención a lo que el otro le decía, así que el malvado asistente le dijo en secreto al hombre que le gritara los insultos. La voz del hombre se oía en todo el bar y llamaba la atención de los demás, pero el granjero estaba en otro mundo. El asistente empezó a enfurecerse al ver que su plan estaba fracasando y más porque iba a tener que darle el dinero prometido a su cómplice. Entonces le dijo al hombre que se acercara al granjero y le dijera todo eso al oído, porque "era obvio que no escuchaba bien". Y al acercarse el infortunado, él sacó un cuchillo de su bolsillo y se lo clavó en el estómago. Inmediatamente comenzó a gritar una y otra vez:
- ¡El granjero ha matado a este hombre, vean todos!" - Los otros pensaron que había sido una reacción lógica del granjero ante los insultos del difunto y algunos comentaron:
- "El se lo buscó"-. Por último el asistente intentó sacar el cuchillo de la herida, para justificar sus huellas allí y su plan estaba consumado. El granjero fue puesto tras las rejas, en espera de su sentencia.
Antes del juicio, la mujer del granjero se presentó en el despacho del asistente del alcalde. Este, estaba maravillado, no podía creer que ella lo buscara. La mujer comenzó a hablar con una voz que a ratos se quebraba por el llanto:
- Yo le vengo a suplicar que no testifique en contra de mi marido, él es un buen hombre, ¡no puede haber cometido ese crimen, debe haber un error!- Astutamente el malvado urdió una treta para quedar bien con ella, pero al mismo tiempo, salirse con la suya, es decir eliminar de este mundo al granjero. Aparentó conmoverse y le prometió que haría todo lo posible para salvarle la vida a su esposo.
La mañana en que se llevaría a cabo el juicio, el asistente habló con el juez del pueblo, amigo del alcalde y de él mismo y le dijo:
- Soy el testigo principal y me encuentro en un serio aprieto. Yo ví con mis propios ojos cómo el granjero enterró el cuchillo en el cuerpo del pobre e infeliz difunto. Pero, hace unos días, fue a verme su mujer y me suplicó llorando que no testificara en contra de él. Antes que nada, soy un ciudadano honorable y cumplido y sé que es mi deber testificar lo que ví, pero tengo que confesarte que esa mujer me trae loco y no quiero quedar mal con ella, cuando muera el granjero, pienso pedirle matrimonio, entonces se me ha ocurrido que quizá tú pudieras ayudarme para que se haga justicia, pero no quede yo como un insensible, porque si así es, nunca me aceptará..."
- ¿Y qué es lo que propones?
- Cuando yo testifique, diré que ví el crimen que cometió el granjero, pero que no creo que merezca la muerte, porque no estaba en sus cinco sentidos. Te pediré que lo indultes, entonces tú dirás que no importa cómo se encontrara, es culpable, pero tomando en cuenta la petición de una persona tan importante, es decir de mí, le darás una oportunidad...
- ¿Y cuál será esa oportunidad?
- Le dirás que le perdonarás la vida si recita de memoria un capítulo entero de la Biblia, ¡es más que seguro que no podrá hacerlo! Y como tienes una Biblia ahí en el tribunal, podrás verificar en el acto que no pudo cumplir con la condición, así que tendrás que condenarlo. Que ella vea que se le dio una oportunidad al infeliz, gracias a mí, pero si el tonto de su marido no la aprovechó... eso no será mi culpa ni la tuya. He pensado en todo.
- Mmmm, es una buena idea, pero ¿qué parte de la Biblia le digo que recite?
- ¡Cualquiera!... puede ser el capítulo mmm... 22 de mmm... ¡del evangelio de San Juan!, sí, ese mismo- dijo muy satisfecho de su inteligencia.
Llegada la hora, el asistente pasó al estrado y declaró exactamente lo planeado, a lo cual el juez siguió con su parte y al final, dirigiéndose al granjero, le dijo, enseñándole la Biblia:
- Le voy a dar una oportunidad, gracias a que el señor asistente del alcalde ha tenido a bien abogar por usted, le perdonaré la vida con una condición: recítenos de memoria el capítulo 22 del evangelio de San Juan- el granjero se quedó callado y muy confundido. El asistente reía para sus adentros, estaba saliendo mejor de lo que esperaba. Entonces el granjero dijo:
- No puedo recitarle el capítulo 22 de San Juan...
- Lo siento mucho, ha perdido su oportunidad, tendré que sentenciarlo a la horca...- declaró el juez y el granjero le interrumpió:
- Espere, ¡no puedo recitarle el capítulo 22 del evangelio de San Juan, simplemente porque no existe!- El juez, muy contrariado, pidió que le trajeran la Biblia y comprobó que eso era verdad, lanzó una mirada furiosa hacia el asistente, ya que por su culpa había sido avergonzado delante de todos, así que en venganza, indultó al granjero.

La corrupción es uno de los peores males de la humanidad, en toda época y lugar. Los individuos que abusan de su autoridad para beneficiarse a sí mismos, cometiendo toda clase de injusticias contra sus semejantes, al final recibirán su recompensa. Todo lo que se siembra, se cosecha. Nadie puede escapar de la justicia divina.

"Porque Dios pagará a cada uno según lo que merezcan sus obras» Romanos 2:6 NVI

Angélica García Sch.

Read more...

¿CUAL ES TU PROPOSITO EN LA VIDA?


Ya transcurrieron los 365 días del 2010, e iniciándose el 2011, de una forma natural se comenta entre la familia, los compañeros de trabajo o con las amistades, lo que pensamos hacer en este nuevo año.

Entre las metás, la más común es el de bajar de peso, hacer ejercicio para verse bien cuando entre la primavera. Las parejas de solteros hacen propósitos para casarse, y los que ya están casados piensan en ser padres, mejorar la administración del dinero o adquirir casa propia. Hay quienes se proponen obtener un ascenso en la empresa donde laboran y así pudiéramos añadir muchas cosas más que la gente tiene como meta alcanzar en este nuevo año. Por la misericordia divina tenemos la oportunidad de hacer planes, no nada más cuando se inicia un nuevo año, sino cada día.
No solo debemos incluir propósitos que estén relacionados con nuestra vida secular, sino también debemos pensar en lo espiritual, porque como mortales algún día nos presentaremos ante el trono de Dios. El nos llamará ante Su presencia y lo que solicita de su pueblo está muy claro en el libro de Miqueas 6:8: Hacer justicia, amar misericordia, y humillarnos ante El. Esto implica que procuremos hacer el bien, andar correctamente, extendiendo la mano al necesitado, buscando el bien de los demás y reconocer nuestra pequeñez ante la grandeza de Dios.

El apóstol Pablo según se narra en Hechos 24:16 dijo: "Procuro siempre tener una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres". Es un hermoso y ejemplar propósito diario para todos los que nos decimos cristianos.

También hay un canto que a la letra dice:

En mi vida gloria te doy, gloria te doy, en mi vida gloria te doy, Señor.
En mi casa gloria te doy, gloria te doy, en mi casa gloria te doy, Señor.
En mi trabajo gloria te doy, gloria te doy, en mi trabajo gloria te doy, Señor.
En tu Iglesia, gloria te doy, gloria te doy, en tu Iglesia gloria te doy, Señor.
En tu mundo gloria te doy, gloria te doy, en tu mundo gloria te doy, Señor.

Cántelo también usted, y si no se sabe la música lo puede decir en forma de poesía, con el compromiso de practicarlo diariamente, con un corazón sincero, pidiendo la ayuda del Espíritu
Santo.

QUE TODOS TENGAN UN AÑO 2011
LLENO BENDICIONES…
Landy Quintal de Ortiz

Read more...

Pag. de la salud CUIDADOS DE LA PIEL DESPUES DEL CANCER



Dra. Eva Angelina González Soto
Medicina Anti-Envejecimiento y Estética

Cuando se enfrenta un diagnóstico de Cáncer, el principal reto es la sobre-vivencia, luchar y enfrentar esta terrible enfermedad, con todas las armas que se tengan a la mano. Gracias a Dios, en la actualidad las expectativas de vida son cada vez mayores, ya que la ciencia presenta grandes avances, pero desgra-ciadamente, los tratamientos contra el cáncer causan muchos efectos secundarios que debilitan y dañan todo nuestro organismo, daños que también, causan cambios estéticos, que en la mayoría de los casos son temporales y reversibles ya que desaparecen paulatinamente después de haber finalizado el tratamiento.

LOS PRINCIPALES CAMBIOS QUE
PUEDEN ENCONTRARSE SON:

PIEL:
Sequedad, deshidratación, sensibilización, estigmas seniles, manchas y acné.

CABELLO:
Pérdida del mismo, afecta al 90% de los pacientes que reciben quimioterapia, pero el pelo siempre vuelve a salir y hasta con más fuerza y vigor.
La Radioterapia causa alopecia definitiva en la zona irradiada ya que se destruyen los folículos pilosos.

PESTAÑAS Y CEJAS:
Presentan fragilidad y pérdida.

UÑAS:
Sequedad, fragilidad, pérdida total, estrías y manchas.

MUSCULOS:
Pueden presentar pérdida de tono muscular.

CIRCULACION:
se ve afectada la circulación linfática y puede aparecer Linfedema de brazo o pierna según el tipo de cáncer.

RECOMENDACIONES:

*Usar productos Hipoalergénicos, libres de alcohol, para la higiene, hidratación y protección solar con un índice de protección de 100
*Usar productos que contengan algunos de los siguientes productos activos; Acido láctico, urea, aceite de onagra, rosa mosqueta, ácidos grasos linoleico vit C y E , ácido hialuronico, manteca de karite, etc.
*Shampoo libres de sulfatos
*Traer el cabello lo más corto posible
*Usar guantes en todas las tareas del hogar
*Trucos de maquillaje , no usar sombras con brillo, son fotosensibilizantes
*Maquillaje permanente prohibido antes de un año de finalizar el tratamiento
*Tomar Antioxidantes como vit E, selenio, Zinc, coenzima Q10, Acido Alfa Lipoico, Belage. Etc.
*Seguir las indicaciones Médicas


TRATAMIENTOS EN CABINA
* Masajes suaves con los productos recomendados.
* Limpiezas faciales *Mascarillas hidratantes
*Masajes de drenaje linfático *Tratamientos despigmentantes
*Tratamientos antiarrugas *Terapia física suave (estiramiento).

RECOMENDACIÓN FINAL
Buscar a Dios de todo corazón, leyendo la Palabra de Dios y practicando la Oración en el nombre de Jesús, recordando siempre que su sacrificio en la cruz es suficiente y todo lo que necesitamos es creer en El y arrepentirnos, El es EL UNICO CAMINO que existe para llegar al Padre, cuando creemos en El , nos da potestad de ser hechos hijos de Dios, para eso murió para salvarnos y llevarnos de regreso al Padre, ya que el pecado nos había separado de EL.

Bendiciones

Read more...

Pag. de los niños SABIOS


Pedrito le pregunto a su abuelo qué era un sabio. El viejito se quedo pensando un momento, quería encontrar la mejor manera de decírselo. Lo miró y dijo: un sabio es la persona que busca el camino, lo encuentra y prosigue hasta llegar a la meta, sin importar esfuerzo, sacrificio, ni inconvenientes.

Y le contó la historia de los hombres que buscaron a Dios cuando nació Jesús (Mateo 2: 1-12). Mejor conocidos como los magos (hombres estudiosos) de oriente. Al terminar la historia, su abuelo le dijo que él los consideraba como sabios porque:
Ellos buscaron la verdad en el lugar correcto: las Escrituras.
Ellos dejaron sus rutinas y quehaceres por ver a Dios.
Ellos salieron de su confort por alcanzar la meta.
Ellos escudriñaron las profecías de Dios para guiarse en el camino.
Ellos enfrentaron los problemas y peligros del camino.
Ellos resistieron al engaño del hombre que se hizo pasar por bueno.
Ellos escucharon a Dios y les fue revelado los planes malvados de Herodes.
Ellos se dejaron guiar por una estrella celestial.
Ellos no volvieron atrás, ni desistieron durante su viaje.
Ellos sabían lo que buscaban y encontraron a Dios.
Ellos pudieron ver en un pequeño bebé la grandeza del Todopoderoso.
Ellos buscaron agradar a Dios y lo adoraron con presentes.
No sabemos exactamente cuánto tiempo duró su viaje, ni todos los percances que sufrieron, ni exactamente quienes y cuántos eran esos hombres, lo que sí sabemos es que ellos encontraron al Salvador del mundo y lo adoraron.
Y tú, ¿qué tan sabio eres? ¿qué estarías dispuesto hacer este 2011 por ver a Dios? Proponte una meta que incluya a Dios en este año que inicia, escríbela en las líneas de abajo y ponla en un lugar visible hasta que la realices.

Read more...

PORTADA NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2010

>> miércoles, 10 de noviembre de 2010




Read more...

¡QUE DE PROBLEMAS!


Según la pedagoga Ana Corina Fernández Alatorre, las situaciones difíciles surgen en todas aquellas circunstancias en las que diferencias de intereses, de necesidades y de valores entre las personas, dificultan la solución de un problema. La profesora agrega que los problemas son parte de las relaciones humanas, es decir, inevitables. No importa si silenciamos los conflictos, los evadimos o los enfrentamos, las dificultades están ahí por la sencilla razón de que cada persona posée una perspectiva propia de las cosas y cuando nos disponemos a hacer algo en común con otros, aparecen necesariamente, las diferencias.

Es por esto que la Biblia es tan enfática en cuanto a las relaciones interpersonales. Jesús sabe que no es fácil para el ser humano el mantener la paz y convivir armónicamente unos con otros. Por esta razón, Pablo, en su carta a los Filipenses 2:3, nos exhorta a no hacer las cosas por contienda o vanagloria. En la Nueva Versión Internacional este mismo verso se lee así: "No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad considerando a los demás como superiores a ustedes". Contienda, vanagloria, egoísmo o vanidad, son sustantivos comunes en nuestro diario vivir. ¡Qué difícil es, a veces, ver a los demás como personas mejores que nosotros mismos! Todavía dejamos que nuestros sentimientos de competencia o antagonismo salten y no somos mansos y humildes de corazón como Jesús, quien aun siendo la plenitud de la deidad, tomó forma de siervo y se hizo semejante a nosotros. Ya es hora de que seamos de los que animan a los demás, pasando por alto sus fallas. Si antes éramos como la soldadera "Juana Gallo", aguerridas defensoras del "me, a mí, yo y solo yo" puedo hacer las cosas bien, ya es tiempo de que ayudemos a otros a brillar y a desarrollar su potencial.

La catedrática Ana Corina Fernández A., en su escrito titulado "Las Competencias Cívicas, Otra Forma de Pensar la Educación en Valores", declara que en tanto que es inevitable el conflicto en sí mismo, no constituye un problema. El verdadero problema empieza en la forma de afrontarlo, pues éste puede desplegar lo peor o lo mejor de cada ser humano. Sin embargo, bajo las condiciones adecuadas, un aprieto puede ser la ocasión para crecer como persona, enriquecer las propias perspectivas y mejorar la convivencia.

La Palabra nos motiva a enfrentar los conflictos de una manera sabia, pues la respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego (15:1) Proverbios continúa enseñándonos que el que es iracundo provoca contiendas; el que es paciente las apacigua (15:18). Jesús nos invita a mantener una actitud pacificadora (Mateo 5:9) y si nunca nos abandonan el amor y la verdad, llevándolos siempre alrededor de nuestro cuello, tendremos mejores herramientas para buscar la paz y seguirla.

A veces son solo malos entendidos, y si ese es el caso, pues será suficiente establecer una comunicación más efectiva. Así es de que, comuniquémonos más con Dios y El hará que nuestra comunicación y relación con los demás sea más cordial. La autora termina expresando que cuando los conflictos se manejan de forma constructiva, nos ayudan a conocernos mejor, a saber quiénes somos y cuáles son nuestras necesidades, aumentan la confianza y se fortalecen las relaciones interpersonales. Así es de que algo bueno le podemos sacar, aunque mejor procuremos evitarlos.

Bendiciones mil, Judith E. Patiño N.

Read more...

SITUACIONES CONTROVERSIALES


Conocí al Señor Jesucristo en mi adolescencia. El realmente me cautivó con Su maravillosa persona, me rodeó de cristianos amorosos y le dio sentido a mi vida. Fui bautizada en las aguas, donde confesé al mundo públicamente mi amor por El, su Espíritu Santo inundó mi vida y derramó sobre mí de sus dones. Mi deseo inmediato fue estar con El y agradarle en todo. Fui discipulada y cobijada en la iglesia metodista mediante reuniones de estudio en hogares y buscando cual era mi llamado en Su obra. He trabajado para mi Señor en todo lo que he podido en su iglesia: limpiando, sirviendo mesas, cocinando, en actividades financieras, como ujier, apoyando al grupo de alabanza, directora de culto, cantora, maestra de escuela dominical, líder de célula, presidiendo, predicando, como consejera de jóvenes, administradora, escribiendo para la revista, organizando y planeando eventos, como tesorera y secretaria, en fin creo que a todo le he hecho para servir a mi Dios. Y les escribo esto para decirles que MI VIDA ES CRISTO, que desde un principio su doctrina entró en mi vida y dejé todo lo que el mundo me ofrecía por El, porque nada me resultó más agradable y me causo más gozo que estar en Su presencia. El llenó todas mis expectativas y cubrió todas mis necesidades. No necesite más buscar en otro lugar nada. Cuando tengo problemas económicos, El es mi proveedor y sustentador, he aprendido a contentarme en lo poco y en lo mucho, porque El está conmigo; cuando las circunstancias de la vida me hacen sufrir, El es mi Consolador, mi fortaleza, mi paz y mi gozo. Cuando alguien de los míos o yo misma enfermamos, El es mi médico de cabecera, mitiga mi dolor y sana mis enfermedades y espiritualmente, es todo para mí.

En estos años El me ha enseñado muchas cosas por medio de predicaciones, estudios, actividades en la iglesia y mis tiempos devocionales con El. No soy perfecta, me equivoco y tengo mis debilidades, creo que hasta soy un tanto legalista, pero Dios está trabajando conmigo y sé que un día, cuando lo vea cara a cara, El transformará mi cuerpo mortal en un cuerpo glorificado para vivir en Su Presencia.

Mi esposo y yo tenemos un ministerio activo de muchos años en nuestra iglesia, hemos educado a nuestros hijos en el temor de Dios. Procuramos dar testimonio al mundo de nuestro amor por Dios y fidelidad a Su Palabra. Nuestro deseo es hacer Su voluntad y propagar Su obra. Pero este también es un camino difícil; hemos sido atacados, criticados y hasta mal juzgados. Nuestro trabajo no siempre ha sido reconocido ni valorado, pero eso no tiene importancia porque no lo hacemos para gloriarnos, sino para glorificar a Dios. Me preocupa más dar mal testimonio o que alguien crea que nuestros principios cristianos han cambiado.

Hace poco estuve en la fiesta de un familiar muy cercano, tan cercano que algunos podrían imaginarse que fui yo quien planeó su fiesta, pero no fue así. Esa era una fiesta muy importante para nosotros y requeríamos estar presentes para manifestarles a nuestros seres queridos nuestro amor y que nos gozábamos en su unión. La ceremonia estuvo preciosa, la Palabra de Dios llenó no solo nuestros oídos, sino también nuestros corazones y nos bendijo. En el salón de eventos, todo estaba de lujo en cuanto a los detalles y los invitados fueron mi familia sanguínea, mi familia espiritual más cercana y los amigos de la pareja. Hasta las 12 de la noche disfrutamos una agradable velada, pero después entró la música secular y se me acabó el encanto. La mayoría de los hermanos cristianos se despidieron, eso era comprensible, nosotros hacemos lo mismo cuando asistimos a fiestas no cristianas. Estamos un tiempo con ellos para hacerles presentes nuestro cariño y nos retiramos. Agradezco mucho a mis hermanos en Cristo que asistieran, así nos manifestaron su amor y eso fue para nosotros, un aliciente muy preciado en esos momentos, y también le doy gracias a Dios porque fueron fieles a sus principios.

Uno que otro pudo pensar que no éramos tan cristianos por permitir una fiesta como esa, pero no es así. Nuestro primera norma en Dios es el amor y sobre todo a la familia, así que permanecimos allí hasta el final para demostrarles a los muchachos cuanto los amamos y cuanto nos importan, pero no participamos ni del baile, ni de la bebida, porque creemos firmemente que lo santo con lo profano no debe mezclarse, ya que la amistad con las cosas del mundo es enemistad con Dios (1 Juan 2: 15-17).

Nosotros podemos hablarles de Cristo a nuestro seres queridos, podemos recomendarles y hasta exhortarles en cuanto a lo que les conviene y lo que es agradable a Dios. Pero cuando eres una persona adulta usas tu libre albedrio y cada uno elige que hacer, que ponerse y como vivir, y nosotros como el Señor, debemos respetar sus decisiones, pero orar mucho por ellos para que Dios los ilumine. Ellos pretendieron simplemente complacer a todos. Dios está obrando en ellos y sé que con el tiempo al conocer más a Cristo serán cautivados y transformados totalmente y que nada ni nadie podrá influenciarlos más que el amor de nuestro Señor Jesucristo.

Marisa Valle

Read more...

PECADOFOBIA



Muchos seres humanos adoptan una actitud especial e inevitable hacia ciertas cosas, animales, situaciones, etc., esta actitud puede ser de miedo, aversión o repulsión y es llamada fobia. Una de las fobias más comunes es la claustrofobia o temor a encontrarse en lugares cerrados, como elevadores o habitaciones pequeñas. La agorafobia es todo lo contrario, la persona teme a los lugares abiertos, prefiere mantenerse en su casa, evitando salir y cuando lo hace, siente gran ansiedad. Otra fobia muy común es la acrofobia o miedo a las alturas, que se manifiesta no en un simple vértigo, sino en verdadero terror, tanto así que la persona evita hasta asomarse a un balcón. Otra fobia muy común y especialmente en las mujeres, es la aracnofobia, que es miedo o repulsión a las arañas, la reacción al ver una araña puede ser de pánico e incluso puede haber un efecto exagerado hasta por verla en una foto. Son más o menos comunes también la acluofobia o miedo a la oscuridad, la aerofobia o miedo a los aviones, la hemofobia o miedo a la sangre, la necrofobia o miedo a la muerte, la espectrofobia o miedo a los fantasmas, etc...Y así se podrían enumerar una cantidad de fobias que son más o menos comunes, aunque existen algunas verdaderamente extrañas, como la dendrofobia: miedo a los árboles, la alliumfobia: miedo al ajo, la genufobia: miedo a las rodillas, la penterafobia: miedo a la suegra, la consecotaleofobia: miedo a los palillos chinos, la hipopotomonstrosesquipedaliofobia: miedo a las palabras largas, la hexakosioihexekontahexafobia: miedo al número 666...

Pero entre todas las fobias, comunes o extrañas, nunca se ha oído mencionar la "pecadofobia" es decir, fobia hacia el pecado, que es la que todos los cristianos debemos "padecer". Esta fobia no está en las listas, porque para el mundo no existe. Entre los hijos de Dios debe de existir. Así es, los cristianos debemos ser "pecadofóbicos", debemos sentir horror y repulsión hacia el pecado, el pecado debería representar para nosotros lo que una araña para un aracnofóbico o un elevador para un claustrofóbico, por ejemplo. Debemos temer al pecado porque el pecado nos separa de Dios. La tentación antecede al pecado, por lo que es una alarma; la tentación es un aviso de peligro y es el momento en que nuestra pecadofobia debe entrar en acción.

El hecho de ser salvos, no nos libera de las tentaciones, pero tenemos nuestra conciencia puesta en Cristo, la que nos alerta de no caer en esas tentaciones. El solo hecho de llamarnos cristianos, no nos libera de pecar. La Biblia dice que si sabemos hacer lo bueno y no lo hacemos, nos es pecado, esto es pecado de omisión. ¡En cuántos pecados de omisión no habremos caído! Cuántas veces hemos callado cuando debimos haber hablado, defendiendo nuestra fe, cuántas veces no fuimos a visitar a algún enfermo, como manda la Biblia o no hemos ayudado a una viuda o a un huérfano, etc. Cuántas veces no hemos denunciado el pecado, hemos pasado de largo, hemos cerrado los ojos o simplemente, no opinamos por no discutir... Pecados de omisión, que también ve Dios. Sí, necesitamos ser pecadofóbicos en toda la extensión de la palabra. ¿Eres tú un pecadofóbico?

"Éste es el mensaje que hemos oído de él, y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros" 1 Juan 1:5-10 NVI

Angélica García Sch.

Read more...

NAVIDAD NO ES UN PRETEXTO



Era la mañana del 1 de Enero, comenzaba un año para el cual Felipe había hecho muchos planes. Pero no podría llevarlos a cabo, porque había perdido su libertad. Su mente retrocedió hasta el día en que arruinó esos planes. Fue en Nochebuena, en que después de la cena familiar, se había ido con unos amigos a seguir "festejando" en un bar. Pero él ¿qué festejaba con sus amigos? Nada, el nacimiento de Jesús, los tenía sin cuidado, solo aprovechaban la fecha para tomar, como tantos otros lo hacen.

Al salir del bar, nadie estaba en condiciones de manejar, pero alguien tenía que hacerlo, así que lo echaron a la suerte y le tocó a Felipe. Las luces en las calles lo encandilaban, la cabeza le daba vueltas, los gritos de sus amigos lo ensordecían, no sabía por dónde iba. Solo sintió un golpe y gritos en la calle, mientras que sus amigos enmudecían. Después, todo fue como una pesadilla. Unas cuadras más adelante, se le cruzó una patrulla y unos policías lo sacaron del auto y lo esposaron. Lo subieron a la patrulla y se lo llevaron a la delegación. Todavía con los efectos del alcohol, Felipe pudo escuchar las palabras más terribles de parte del jefe de policía: "¡Usted acaba de matar a una familia completa, a causa de su ebriedad!" Esas palabras resonarían para siempre en su cabeza. En un par de minutos había echado a perder su vida.

Es muy triste que una persona en plena juventud, arruine su vida de tal manera, y de paso termine con la vida de otros seres humanos y deje a otros hundidos en el sufrimiento. Esto puede ocurrir en cualquier fecha del año, pero es más lamentable que ocurra en una fecha en que se recuerda el nacimiento de quien da la vida.

A aquel que usa la Navidad como pretexto para sumirse en el libertinaje, para ahogarse en alcohol y otros vicios, le digo: Aquel niño que nació en el pesebre de Belén, merece todo el respeto, todo el aprecio, todo el amor y todo el agradecimiento de la humanidad entera, porque ese pequeño niño, era Dios mismo, el que te dio la vida. No la desperdicies de esa manera. A ti parece no importarte el nacimiento de Jesús, pero tú a El si le importas, tanto, que vino a este mundo a dar su vida por ti.

Quizá no estás enterado de algo muy importante: Tú y todos los seres humanos somos pecadores y por lo tanto no tenemos derecho de ir al cielo. Nadie tiene ese derecho, por muy buena persona que sea, porque nadie es lo suficientemente bueno, como para estar al lado de Dios, ni tampoco porque pertenezca a una religión, porque ninguna religión salva, solo Jesús. Sí, Jesús, ese niño que nació en Belén, vino a darte la oportunidad de ir al cielo. Vino con sus manos y sus pies, dispuestos a ser traspasados por unos clavos por ti. Vino lleno de humildad y de amor, a servir, a bajar la cabeza para que pusieran una corona de filosas espinas en ella. Vino como manso cordero a dejarse matar por ti.

La Navidad, es una fecha para celebrar, pero es una fecha santa, en la que una sola palabra debe imperar en nuestra mente y corazón: ¡Gracias!... Gracias Dios porque pensaste en mí y enviaste a tu Hijo para que yo pueda alcanzar la vida eterna a tu lado. Voy a celebrar tu nacimiento Jesús, buscando agradarte, no voy a hacer nada que te pueda causar dolor, ya sufriste demasiado en la cruz por mí.

Angélica García Sch.

Read more...

Estudio: LO QUE CORRESPONDE HACER A JESUS



En el estudio anterior descubrimos que Dios tiene una estrategia maravillosa para recuperar lo que le pertenece, y en el centro de ese plan se encuentra su amado Hijo, Jesucristo, quien es el Heredero de todo lo creado, y por quien ha sido hecho el universo. Hoy veremos la parte que le corresponde hacer a Jesús en la estrategia divina.

EL HIJO ES EL HEREDERO QUE RECUPERARA LO SUYO
Hebreos 1: 2, dice: “En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”.
Jesús, es el Hijo, la Segunda Persona de la Trinidad. El, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios, como cosa a que aferrarse, sino que se despojó de su gloria para venir a nacer como un hombre y de esta forma, restaurar lo que el hombre, por su pecado había perdido. Jesús, en su triple ministerio, como profeta, como sacerdote y como rey, recuperará finalmente todo lo que el enemigo había usurpado y lo regresará de nuevo a las legítimas manos de su Dueño.

I. COMO PROFETA JESUS HA TRAIDO EL MENSAJE DE SU PADRE
“Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare” Dt. 18.18

Jesús es el Profeta que habla en nombre de Dios a la humanidad:
1. JESUS PROCLAMA EL REINO DE DIOS SOBRE LA TIERRA.
En Marcos 1:14-15, se registra una síntesis del mensaje de Jesús: … Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del Reino de Dios , diciendo, El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado ; Arrepentíos y creed en el evangelio. Un hombre religioso le preguntó cuándo había de venir el reino de Dios. La respuesta de Jesús fue asombrosa: “He aquí el reino de Dios está con vosotros”. Jesús enseñó a sus discípulos a orar y les dijo que deberían de decir: “Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. (Lc. 11:2b). Al venir Jesús a la tierra, El no solamente proclamó el Reino de Dios, sino que lo encarnó. Dios vuelve a reinar en la tierra a través de la vida de Jesús y a través de todos aquellos que siguen a Jesús y que viven bajo su dominio en el Reino de luz del amado Hijo. En la eternidad solo había un reino; la venida de Jesús a la tierra marca el inicio de la restauración total del único reino legítimo, el Reino de Dios.

2. JESUS PROCLAMA LA VOLUNTAD DE DIOS POR ENCIMA DE TODA VOLUNTAD. Recordemos que en la eternidad solo había una voluntad; Jesús restaura la preeminencia de la voluntad de Dios sobre toda otra voluntad, El declara que no busca hacer su voluntad, sino la voluntad del que lo envió , y afirma que en la restauración total del Reino, no entrará el que le diga “Señor, Señor”, sino el que haga la voluntad de su Padre que está en los cielos. El hacer la voluntad de su Padre llevó a Jesús a morir en la cruz como un criminal, ya que El prefirió que se hiciera la voluntad de su Padre y no la suya . (Lc. 22:42).

II. COMO SIERVO, JESUS HA CUMPLIDO LA LEY DIVINA
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”. Mt. 5:17

Jesús cumplió plenamente con los requerimientos de la justicia divina.
1. JESUS VIVIO LA VIDA PERFECTA QUE EL HOMBRE NO PUDO VIVIR. En Hebreos 7: 26 dice: Porque tal Sumo Sacerdote nos convenía, Santo, inocente, sin mancha...
Jesús, al nacer con la naturaleza humana, fue un hombre; el único que pudo vivir una vida perfecta que no violó ningún mandamiento de la ley de Dios. Nadie lo había hecho antes de él y nadie lo hará después. El cumplió con todos los preceptos de la ley, para que, a través de su vida, nosotros también pudiéramos cumplirlos.

2. JESUS MOSTRO QUE LA OBEDIENCIA A LA VOLUNTAD DE DIOS ES POSIBLE. En Hebreos 5: 8-9, dice: “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen”.
Ningún hombre había obedecido completamente la voluntad de Dios, pero Jesús lo hizo y nos dio ejemplo para que nosotros también lo hagamos. El pecado entró en el mundo por la desobediencia de un hombre, pero la vida eterna entró en el mundo por la obediencia de otro hombre, Jesucristo. Su obediencia restablece la preeminencia de la voluntad de Dios sobre toda otra voluntad.

III. COMO SACERDOTE, JESUS HA HECHO EL SACRIFICIO PERFECTO.
“Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”.
Jesús fue el sacerdote que ofreció su propia sangre por el perdón de nuestros pecados.He. 10:12

1. JESUS CUMPLIO CON LOS REQUERIMIENTOS DE LA LEY DE DIOS. Ningún hombre podía pagar por sus propios pecados, mucho menos por los ajenos, Jesús era el único hombre que podía hacerlo, ya que al no tener pecado , no tenía deuda propia que pagar y podía de esa manera pagar por los pecados de otros. La ley especificaba que el cordero del sacrificio debía de ser sin mancha, sin defecto alguno; solamente Jesús podía cumplir tales requisitos.

2. JESUS PAGO EL PRECIO DE NUESTROS PECADOS Y NOS LIBRA DE LA CONDENACION ETERNA. Ya que la justicia divina había estipulado que sin derramamiento de sangre no había remisión de pecados, Jesús derramó su propia sangre y la presentó como el sacrificio perfecto, hecho una sola vez. Esta sangre, nos libra y para siempre de la condenación del pecado. Si Jesús pagó el precio, ya no tendremos que pagarlo nosotros. ¡Gloria a su Nombre Santo!

IV. COMO REY, JESUS TOMARA TODO DOMINIO EN SUS MANOS.
“Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.
Fil. 2: 10-11
Jesús reconquistará para su Padre todo dominio y autoridad.
1. EN LA CRUZ, JESUS VENCIO AL DIABLO Y A SUS POTESTADES. En Colosenses 2: 15, dice: “Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz”.
El Hijo de Dios apareció para deshacer las obras del diablo. En la cruz del Calvario, Satanás ha sido vencido; su cadena con la que esclavizaba al hombre ha sido rota, su poder sobre la humanidad ha sido deshecho. La cruz era símbolo de muerte, de infamia y de vergüenza, pero Jesús la ha convertido en símbolo de victoria y de salvación eterna. En la cruz del calvario se ha escrito la redención del hombre. De la manera que Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto y quien la veía no moría, Jesús ha sido levantado de la tierra en la cruz del calvario, para que todo aquel que lo ve y cree en él, no muera, sino que tenga vida eterna. La victoria total ha sido ganada por nuestro Salvador.

2. EN LA RESURRECCION, JESUS VENCIO A LA MUERTE.
La muerte es la consecuencia del pecado, al pagar Jesús la deuda, la muerte pierde su potestad sobre el hombre. Jesús murió en la cruz, fue sepultado, pero resucitó al tercer día, porque “fue imposible” que la muerte lo retuviera (Hch. 2:24). La muerte no se enseñorea más de El (Ro. 6:9). El poder de Dios resucitó a Cristo de los muertos y lo sentó a la diestra del Padre en los lugares celestiales. La resurrección de Jesús es la primicia de nuestra propia resurrección (1 Co. 15:20). Así como Cristo se levantó de los muertos, todo aquel que vive y cree en El no morirá eternamente, (Jn. 11:26) porque El es la Resurrección y la Vida. (Jn. 11:25).

3. EN EL DIA FINAL, JESUS TOMARÁ TODO DOMINIO, AUTORIDAD Y POTESTAD. Cuando Jesús resucitó, él les dijo a sus discípulos: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. ¡Estas son palabras maravillosas! ¡Jesús tiene dominio sobre todo!(Mt. 28:18). El tiene en sus manos las llaves de la muerte y del Hades (Ap. 1:18). Jesús es el único digno de abrir el libro de los siete sellos , porque El “Ha vencido para abrir el libro y desatar sus sellos ” (Ap. 5:5). Jesús suprimirá todo dominio, toda autoridad y potencia. El reinará hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. (1 Co. 15:24-25)
¡JESUS terminará con el injusto dominio de satanás! El suprimirá su dominio y lo pondrá debajo de sus pies. El reino de las tinieblas tiene sus días contados, Jesús va a suprimir ese reino. (¡Satanás será el tapete de Jesús!)

Dios ha decidido reconquistar lo suyo, y para eso ha emprendido la más grande empresa que alguien haya visto jamás. Revisa la edición pasada y ésta que tienes en tus manos y medita: ¿Qué le corresponde hacer al Padre para recuperar lo suyo? ¿Lo ha hecho? ¿Le falta algo por hacer? ¿Qué le corresponde hacer a Jesús para recuperar el reino de su Padre y entregárselo de nuevo? ¿Ya lo ha hecho? ¿Falta algo por hacer? ¿Qué tan avanzado va este plan? ¿Piensas que apenas va iniciando? ¿Crees que va a la mitad de su desarrollo, o piensas que está en las fases finales de su cumplimiento? ¿Qué es lo que faltará por hacer? ¿Qué horas serán hoy en el reloj de Dios?

Pbro. Jonás Alvarez Armenta.

Read more...

About This Blog

Lorem Ipsum

  © Free Blogger Templates Joy by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP